La situación del coronavirus en España se ha vuelto extremadamente grave con una de las tasas de contagio en aumento más rápido en el mundo, lo que llevó al gobierno a decretar un bloqueo nacional de 15 días de duración. Este es el comienzo de una conmoción que se espera paralice el mercado inmobiliario español, en particular el de segunda vivienda, durante al menos los próximos tres meses.

Según un artículo publicado en el New York Times este fin de semana, España se ha convertido en el último epicentro de Coronavirus después de una respuesta vacilante.

Un error particular del gobierno español fue permitir manifestaciones masivas como la manifestación del Día Internacional de la Mujer en Madrid el pasado domingo 8 de marzo, en un momento en que el Coronavirus estaba en su apogeo en Italia, y ya había 589 casos confirmados en España. En parte como resultado, los contagios en Madrid explotaron. Por lo tanto, el gobierno ha declarado un ‘Estado de alarma’ (o Estado de alerta, según la traducción) de quince días hasta el 30 de marzo, quizás mas, y se espera que las personas se queden en casa y se aíslen a sí mismas a medida que todo el país forma un cordón sanitairio contra el virus.

Todos los negocios de turismo y ocio cerrarán. Esto perjudicará a la economía española, que depende en gran medida del turismo y los servicios. Todas estas son noticias terribles para el mercado inmobiliario español, especialmente el mercado de segunda residencia, que depende en gran medida del turismo. La actividad de ventas estará paralizada durante al menos tres meses, posiblemente más. Parece que 2020 podría ser un año para “olvidar”.

Este miedo producido por el Coronavirus en el mercado probablemente creará una oportunidad para los compradores cuando el polvo se asiente, pero obviamente es una mala noticia para los vendedores.